martes, 10 de julio de 2018

Hotel Best Oasis Tropical Mójacar


  

Han sido muchas veces las que hemos hablado del miedo a viajar siendo celíacos. Y más si hemos decidido alojarnos en un hotel con pensión completa.

Dentro de poco os haré un post donde os contaré cómo busco y organizo siempre mis vacaciones.

Ahora os voy a contar cómo sobrevive siendo celíaca a un hotel con Buffet libre.

En el buffet estaban todos los platos sin gluten correctamente identificados. 

   


 

Ahora me diréis "Pero hay contaminación cruzada". Efectivamente. 

Os voy a explicar detalladamente cómo lo hacía en cada comida.

DESAYUNO:

En el desayuno había embutido, tortillas, alimentos dulces y salados. 
Yo lo que hacía era pedir que me hicieran unos panecillos y luego pues dependiendo lo que me apetecía ese día les pedía o bien atún con un tomate para hacerme una tostada o mermelada.
Respecto a la mermelada en el buffet la tienen puesta en unos tarros enormes donde cada uno se echaba lo que quería. Así que a mí me dieron un bote totalmente cerrado y me dieron la opción de subírmelo a la habitación y bajármelo para los desayunos.
Ya que hablando con ellos les comenté que me daba cosa abrir todos días uno solo para mí. Así que hice eso. 
También había mantequilla y Nocilla en monodosis, sobres de Nesquik, magdalenas y galletas sin gluten.

Y para todos los que me escribisteis diciendo que estos desayunos llevaban mucho azúcar deciros  que también tenéis opción de rellenar vuestros panecillos con otros alimentos que os pueden sacar de dentro sin problemas. Y también recordaros que si sois de desayunar fruta en este tipo de buffets siempre hay una gran oferta de fruta.

 

 

COMIDA Y CENA:

Durante la comida me organizaba de tal manera. El tema es que nosotros al ir con My Baby GF siempre éramos de los primeros en entrar en el comedor. Ya que aunque estuviéramos de vacaciones él seguía llevando sus horarios.
Así que nada más entrar me cogía mis platos corriendo. Me cogía hasta el postre.

Los días que no llegaba a primera hora o que la comida que había ese día no me terminaba de gustar me hacían lo que yo quisiera dentro.

 

Fueron varios días los que pedí que me hicieran algo dentro. Entre esos platos me hicieron pizza casera y macarrones con carne.


 
 
   

Como habéis visto en muchas de las fotos aparece el postre. Respecto al postre todos los días había arroz con leche, flan y helados sin gluten. Si ese día me apetecía arroz con leche o flan me lo cogía al principio porque así me aseguraba de que nadie los tocara. 


Han sido muchos los mensajes que he recibido preguntándome por el hotel. Me gustaría remarcar la amabilidad por parte de toda la plantilla. Especialmente el maître. 
En todo momento se me atendió con una sonrisa y sin pegas. Se notaba que el personal estaba totalmente formado.

También tengo que decir que nosotros al ir con un bebé pedimos que nos alojaran en una habitación tranquila y así fue. En cuanto terminaba la animación no escuchábamos nada. Digo esto porque también me habéis preguntado los que tenéis pensado alojaros con peques.

Los chicos de la animación eran un encanto. Había un montón de actividades enfocadas a los más peques y también para los adultos.

Mi opinión general sobre el hotel es muy buena. Nos fuimos con muchas ganas de repetir.

Así que a todos los que me escribisteis preguntándome si lo recomendaría ya os contesto que sí ;)


Lorena Calvo
Gluten Free Para Principiantes


martes, 13 de marzo de 2018

Lactancia materna. Nuestro momento

Hace tiempo que tenía este post en pendientes pero quería escribirlo una vez que hubiéremos finalizado esta etapa tan bonita para contaros todo en una misma entrada.

Empezaré desde el principio. Como ya os conté My Baby GF nació en las semanas 38+5.
Tenía muy claro que quería darle el pecho. Pasé todo el embarazo leyendo sobre el tema  (Al final del post os dejaré los enlaces por si alguna mami los necesita) y era algo que me hacía especial ilusión.
Jorge pesó 2,750 Kg y a diferencia de lo que nos dijeron en el curso de preparación al parto del hospital donde di a luz, Vithas Virgen Del Mar de Almería, nada más nacer no se me puso en el pecho. Bueno tampoco me dejaron hacer el piel con piel porque al ir a destaparlo la enfermera me dijo que no, que se enfriaba. En esos momentos no cuestionas nada por mucho que sepas que los bebés necesitan coger el pecho cuanto antes y los beneficios que tiene hacer el piel con piel.
Días después sólo piensas en que qué pena haber dado a luz en ese hospital, qué pena que te vendan el vinculo madre e hijo, que favorecen la lactancia materna y que la realidad sea otra, qué pena que en un hospital siga habiendo personal sin reciclar, qué pena que nazcan bebés en ese entorno y qué pena que haya gente que sólo vea un simple parto cuando tú estás viviendo el momento más maravilloso de tú vida, el nacimiento de tú primer hijo. En fin. Centrándome en el tema que quiero tratar hoy os contaré cómo fue la primera vez que My Baby GF cogió el pecho.

Estábamos ya en la habitación cuando la enfermera me preguntó que qué quería hacer. Yo le conté la idea que llevaba a lo que ella me respondió que Jorge no tenía reservas y que lo mejor era darle una ayudita.
En esos momentos piensas en que es lo mejor para tu bebé, y una vez más no cuestionas la decisión del profesional.

miércoles, 28 de febrero de 2018

Tarta de tres chocolates

Hacia tiempo que no subía una receta al blog. 
Así que aquí tenéis una de la tarta de tres chocolates que comimos de postre en Nochevieja.

Para compensar la tardanza en publicarla os voy a poner dos formas de hacerla y de presentarla.

Primera opción:

La receta es de la mia mamma. Se pueden hacer también con base de galletas.

Ingredientes:
  • Capa de chocolate negro: 200 g de chocolate negro, 200g de nata con 35%MG, 200g de leche y 1 sobre de cuajada.
  • Capa de chocolate con leche: 200g de chocolate con leche, 200g de nata con 35%MG, 200g de leche y 1 sobre de cuajada.
  • Capa de chocolate blanco: 200g de chocolate blanco, 200g de nata con 35%MG, 200g de leche y 1 sobre de cuajada.

martes, 13 de febrero de 2018

Si hay trazas no es apto


Después de encontrarme varias veces esta situación creo que ha llegado el momento de escribir este post y comenzar una campaña de sensibilidad celiaca.

Este post va dirigido al sector hostelería.

A lo largo de estos años he vivido esta situación en varias ocasiones. La última ha sido con una archiconocida hamburguesería que ha abierto recientemente un local en Zaragoza. Podría dar el nombre pero entonces creo que el post se centraría en esa hamburguesería y el mensaje principal por el cual hago el post quedaría en un segundo plano.

El tema es que hace unos días al ver que varios celiacos habían ido allí y recomendaban ese establecimiento les escribí un mensaje para informarme, como hago siempre, ya que tenía muchas ganas de ir.
Mi sorpresa fue cuando me respondieron que sí que tenían pan sin gluten pero no garantizaban la ausencia de trazas. O lo que viene siendo lo mismo, tenían sin gluten pero NO para celíacos.

Les trasladé mi descontento, les animé a trabajar para mejorar (yo misma me ofrecí a ayudarles) y para que informasen a los clientes de que su producto no era para celíacos.

No escribo este post a modo de crítica hacia la hamburguesería ya que ellos informan correctamente y es el consumidor el que decide si va o no. Lo escribo porque esta situación cada día se esta dando más y es algo muy grave que nos perjudica.

En más de una ocasión os he dicho que siempre he preferido que me dijeran que no podían atenderme porque en sus platos no hubiese ausencia de trazas, a que me dijeran que todo perfecto y al llegar allí me pusiera mala.

viernes, 9 de febrero de 2018

My Baby GF y el BLW


En el post de hoy os sigo hablando de la alimentación complementaria.

Esta vez os hablaré sobre el ¿Cómo? 
¿Papillas sí o no? ¿BLW sí o no? Seguro que todos los papis nos hemos preguntado lo mismo cuando el pediatra nos da la hoja de la alimentación complementaria.


Había leído mucho sobre el BLW pero había algo que realmente me preocupaba. Era el momento atragantamiento. Así que decidimos darle papillas y luego ver cómo iba él.
Yo soy una persona bastante nerviosa y no me veía segura en esos momentos. También tenía claro que mi bebé me macaría los tiempos y él me diría cuando comenzaríamos con el BLW. 
Y así fue. A los 6 meses y medio Jorge se comía solo el plátano. Y a los 7 y medio dejo de comer papillas. 
Paso de comer fenomenal a no comer casi. Rechazaba la comida y si algo teníamos claro desde que comenzamos la alimentación complementaria es que jamás se le iba a obligar a comer.
Entonces me di cuenta de que había llegado el momento de hacer el cambio.