martes, 23 de septiembre de 2014

D´Jorge Cervecerías

El otro día preparamos mi hermana y yo un sábado de chicas, bocadillo y cine ¡El plan perfecto!
Yo tenía ganas de ir al Centro Comercial Puerto Venecia y seguir escribiendo sobre los establecimientos que hay allí. Ya que al principio sólo estaba Mc Donalds y es un proyecto que yo misma he visto crecer. 
Así que propuse ir a D´Jorge Cervecerías por eso de probar su menú y ofreceos más alternativas dentro del CC.
Cuando el camarero me dejo la carta se veía una carta muy sencillita pero bueno ahí estaba el bocadillo de pechugas para salvarme. Sugerí añadirle un huevo a la plancha y no hubo ningún problema.

 
Cuando cogí el bocadillo estaba helado, el pan estaba congelado. Así que se lo comenté al camarero y se lo llevó.
Conozco a la perfección cómo se hace el pan de Betina y cómo viene envasado ya que es uno de los que nunca falta en mi lista de la compra. Para quienes no lo sepan, es un pan que se compra congelado y el que hay que tostar después de descongelarlo porque no viene hecho.
A los minutos el camarero me trajo el bocadillo otra vez (habían metido el bocadillo entero al microondas estaba caliente hasta la lechuga) Fui a comérmelo pensando que el problema estaría resuelto y no, la miga estaba intragable, el pan seguía congelado por dentro y sin hacer. Entonces quité el pan e improvise un plato combinado (Trucos de celíaca). 
Pero es que ahí no queda la cosa, al sacar las pechugas al plato vi que eran puro hueso… 

Os garantizo que fue una desilusión tremenda. En mi vida me habían servido un bocadillo así (con gluten ni sin él) Así que cuando pedimos la cuenta no me pude callar y se lo dije al camarero. Él me pido disculpas y no me cobraron el bocadillo, pero claro la mala experiencia ya te la llevas.

Antes de terminar quiero añadir dos cosas, la primera que soy consciente de las dificultades que conlleva hacer un menú sin gluten en una cocina repleta de platos con gluten, y que se os agradece que contéis con nosotros, pero por favor sí os involucráis en este mundo hay que ser consciente de todo lo que significa y también que nuestros bocadillos tienen que estar hechos con el mismo "cariño" que los demás. 
Y la segunda os lo contaré como anécdota porque creo que es un gran ejemplo a seguir. La primera vez que fui a Ginos de Zaragoza como celíaca, creo que ya os lo conté pero bueno lo repito porque como ya os digo me encantó, el encargado que es un chico súper atento me estuvo explicando cómo hacían los platos sin gluten y me dijo que tanto él como su plantilla habían probado todo el menú sin gluten para asesorar mejor a sus clientes y para conocer el producto que estaban ofreciendo. A mí eso me pareció increíble porque la comida sin gluten no queda como la de con gluten, hay que hacerla con más atención ya que las harinas y demás ingredientes no dan el mismo resultado a la hora de cocinarlas.
¿Qué quiero decir con ello? Que sí en la cocina hubieran probado el pan sin gluten, sabrían que la miga es muy difícil de tragar y que sí no está bien hecha resulta hasta desagradable comértelo.

Sí os soy sincera éste es el post que más me ha costado escribir y no le voy a hacer la misma publicidad que suelo dar a cada publicación.
Siempre he pensado que los errores son la única manera de aprender y mejorar.

Sé que algún día volveré para comerme otro bocadillo y ése día estoy segura de que mi experiencia será muy buena.

Gluten Free Para Principiantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario