jueves, 13 de julio de 2017

La Huerta

Mi experiencia en La Huerta estaba en mi lista de posts pendientes de publicar. El tema fue que cuando fui a escribir el post me di cuenta de que había borrado sin querer las fotos que hice el día que fui. Así que antes de venirme de vacaciones a Zaragoza aproveche para repetir.
El bar se encuentra en la Calle Encinar, 12 en Aguadulce, Almería.
Aunque no tenga las fotos de mi experiencia anterior os la voy a contar ya que fue diferente a la de hace poco. Como ya sabéis hasta hace poquito no podía tomar lácteos por el peque (tengo un post pendiente donde os explicaré exactamente cómo fue)
Bueno pues eso, a la celiaquía había que añadirle el que no tuvieran lácteos. Así que en cuanto se lo dije al camarero me explicó qué platos podía comer y cuáles se podían modificar sin problemas. Entonces probé la tapa de arroz negro, en la de pulpo me cambió el puré por unas patatas y una de aguacate. Tanto Mr GF como yo salimos muy contentos. 

Y ahora os cuento lo que comí el otro día ;)

En la carta tenéis señalados los platos aptos y los que se pueden modificar previo aviso. 
Esta vez cogimos una ensalada para compartir a la que quitaron los picatostes para que fuese apta.

  

De tapas me cogí la de aguacate, que ya la había probado la anterior vez y me encantó.


 También probé estas dos que llevaban patatas:



 Sobre las patatas os diré que al hacerlas al horno evitan la contaminación cruzada. 

Me gustaría contaros lo que me dijo el dueño cuando hablé con él sobre las opciones para celíacos. Hubo una cosa que me gusto un montón, me dijo "que todos los bares deberían estar casi obligados a dar opciones sin gluten o al menos alternativas para las personas con celiaquia" 
Ojalá todos los hosteleros estuvieran tan concienciados con la celiaquía.

En cuanto a la contaminación cruzada ya os he contado cómo hacen las patatas, pero me estuvo contando que los fritos por ejemplo pasan a ser a la plancha o en los hacen en el horno.
También que todos sus empleados han recibido información sobre intolerancias y alergias pero que se había puesto en contacto con la Asociación de Celíacos de Almería para pertenecer a su red de restaurantes sin gluten. 
Disponen también de cerveza sin gluten.

Como podéis ver salir a tapear sin gluten es posible y muy delicioso.

Y para finalizar el post sólo diré que estoy deseando volver para seguir probando el resto de la carta.

Gluten Free Para Principiantes

martes, 4 de julio de 2017

El Corte Inglés

El otro día pudisteis ver en mis RRSS que fui a probar el menú para celíacos de El Corte Inglés en El Ejido, Almería. Hacía tiempo que había leído que tenían pero hasta el momento no lo había podido probar.
Así que una vez probado os cuento.

En la puerta se podía leer que platos tenían sin gluten y la verdad que no tenían mala pinta. Y como solemos decir los celíacos mejor poco que nada.
Al leer en la carta de la entrada que tenían espaguetis a la boloñesa supe claramente lo que me iba a pedir.

Una vez en la mesa vi que la carta que había no era igual que la de la entrada, faltaban platos. Entre ellos los espaguetis. Así que le pregunté al camarero y me dijo que sí que tenían aunque no lo pusieran en la carta. Al rato vino para decirme que no había y que eligiera otro plato de la carta que había en la mesa. Entonces me decanté con la lasaña.

    

Cuando me dejaron la lasaña en la mesa mi cara fue en plan: ¿En serio que sólo es este cachín de lasaña?


 Como podéis ver hay más bechamel que láminas de pasta. Era muy muy pequeña y para colmo la capa de abajo estaba helada. Por arriba estaba bien de temperatura pero por abajo no...


 Así que al ver que me iba a quedar con hambre pedí pan. Me pusieron estas dos rebanadas de las cuales luego os hablaré ya que su precio os va a "encantar".


Y claro pedimos postre porque yo me quedé con hambre, y como diría Mr GF para que Lorena se terminé un plato entero o se quedé con hambre es algo muy raro. Ya que él está acostumbrado a comer conmigo todo lo que me pido porque nunca logró terminármelo entero. 

Elegimos la tarta de chocolate. Aquí quiero hacer varias reflexiones. Una de ellas la presentación. Se veía la delicada presentación de los postres en las otras mesas. No digo que se nos ponga una bola de helado o sirope o cualquier decoración. Simplemente digo que con un poco de nata nos pondríamos tan contentos. Aunque si nos lo ponen con helado o sirope pues ya ni os digo! 
La tarta nos la pusieron tal cual. Bueno, el tema de la tarta es otro. Como podéis apreciar en la imagen el lado derecho está quemado y el izquierdo congelado. Una vergüenza que sirvieran un trozo de casi 6€ así. 
Lo de que la lasaña en la capa del final estuviera fría pues bueno pero esto se veía. A mí me hubiese dado vergüenza servir a un cliente algo así. Así que le dije al camarero que me lo retirara y me diera otro trozo porque ese no se lo podía comer.
Bueno, pues el caso es que My Baby GF se despertó en ese momento, así que me fui al cuarto de lactancia y estuve allí un buen rato (las mamis ya sabéis lo que es. Comer, cambio de pañal...)
Cuando volví le pregunté a Mr GF si me habían traído la tarta y me dijo que no. Entonces le dije al camarero que qué pasaba con mi tarta. Bueno pues que no me estaban preparando ninguna tarta. Así que me enfadé y pedí la cuenta mostrando mi descontento.

Ahora llega la cuenta... Como ya sabéis a mí me encanta comer fuera de casa, siempre digo que es una de mis aficiones. Así que no suelo fijarme mucho en el precio si he comido bien. Muchos me dijisteis en Instagram que era carísimo y yo os respondí que el precio del restaurante era elevado de por sí y que dependiendo de la cantidad podría estar bien. ¿Qué quiero decir con esto? No voy a decir el nombre pero hay un italiano al que suelo ir cuando estoy en Zaragoza donde se me cobra cerca de 9€ por un plato de pasta. Pero es un señor plato de pasta, es más, jamás he logrado terminármelo. Pero 12€ por una minilasaña que parecía sacada de un menú infantil, 6€ por una tarta de chocolate servida así (congelada por un lado y quemada por el otro), y 0,50€ por dos rebanadas de pan sin gluten me pareció alucinante.

Todos los que seguís el blog desde hace años jamás habíais leído un post en él que yo me quejará del precio así. Pero es que esto fue lamentable.

Que es de agradecer que se acuerden de nosotros pero hombre que cuando sirvan un plato se pongan en nuestro lugar y piensen si ellos se comerían un plato en ese estado.

Como veis mi experiencia no fue muy buena. Espero que vayan mejorando porque es una pena que un restaurante con tanta trayectoria como El Corte Inglés (la conozco a la perfección) 
Así que sólo espero que si leen el post vean dónde está el error para corregirlo cuanto antes.

Gluten Free Para Principiantes